Dune: La aniquilacion de un Titan

Heoma, rodeada de seis silenciosos hombres de Rossak, pilotaba el transporte de tropas. Todos sus guardaespaldas llevaba uniformes y cascos acolchados, que les proporcionaban cierta proteccion contra el fuego de proyectiles. Echaron un vistazo al altimetro y engulleron un coctel de drogas de Rossak. Los estimuladores quemaron como lava sus venas, al tiempo que apaciguaban el miedo.

La miraron de uno en uno, comunicando una certeza no verbalizada, la de que iban todos a morir. Heoma fijo la vista en los controles de la nave. Su ataque era desesperado, no gozarian de otra oportunidad. Atravesaron las nubes bajas y vieron la ciudad. La mansion del Magno se habia convertido en la base de las maquinas pensantes, defendida por cimeks. Los kindjals de escolta esparcieron y lanzaron contenedores de humo y broza electromagnetica. La nave de Heoma continuo imparable hacia el suelo, oculta…

…la siguiente fase dependia de ella. Detras del comando, el transporte estallo, obedeciendo una secuencia de autodestruccion programada. En ningun momento habia pensado dejar una posibilidad de retirada…Poderosos robots de combate, de tres metros de altura, protegian la ciudadela de Omnius. Pero las maquinas pensantes estaban mas pendientes de las jabalinas y ballestas de la Armada, ¿que podian hacer un puñado de hrethgir triviales por muy bien armados que estuvieran?. Cuando los robots avanzaron, los guardaespaldas de Heoma abrieron fuego…

…Los ojos espia que sobrevolaban los edificios, informaron que habian atravesado el arco de entrada. La hechicera y su grupo corrian hacia en interior de la ciudadela…Establecieron un perimetro e instalaron el primero de los dos prototipos de descodificadores portatiles. Aupado en un tripode, una descarga destruiria a todos los robots en medio kilometro a la redonda…

…Los cimeks no tardarian en rodearles, como habia previsto. -Casi ha llegado el momento, anuncio a sus guardaespaldas con una voz llena de entusiasmo y miedo reprimido…Las puertas se abrieron y tres monstruosos cimeks irrumpieron con paso majestuoso. Los hombres de Rossak destruyeron a uno con sus armas antes de que el segundo los convirtiera en nubes de pulpa sanguinolenta.

La piel de Heoma comenzo a emitir un brillo rojizo, abrasada por la energia sobrenatural. Su cabello ondulaba como serpientes airadas. Estaba sola frente a las maquinas, concentrando sus poderes mentales. -Soy el titan Barbarroja. Pocas veces habia visto tanta arrogancia, ¿una sola mujer humana contra dos cimeks?. -Vale la pena perder la vida por aniquilar a un titan, Heoma sonrio.

La onda expansiva de aniquilacion psiquica abraso los cerebros de Barbarroja y su compañero, asi como de los demas cimeks y seres biologicos dentro de la ciudadela…Omnius era vulnerable. La reconquista de Giedi Prime habia comenzado.”

La Yihad Butleriana, por B.Herbert y Kevin J.Anderson. Ilustracion de Recogedor.

Una respuesta a “Dune: La aniquilacion de un Titan

  1. Trepidante escena.:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s