Dune: Sheeana y los dioses de las arenas

“En su tercer año con los sacerdotes de Rakis, la muchacha Sheeana permanecia tendida boca abajo en la parte superior de una alta y curvada duna. Observaba en la distancia matutina hacia donde podia escucharse un gran murmullo de friccion. Sabia que los sacerdotes estaban observandola desde la seguridad de su torre rodeada de agua a unos dos kilometros detras de ella, pero aquello la preocupaba muy poco. El temblor de la arena bajo su cuerpo exigia toda su atencion. -Es uno de los grandes, penso. Al menos setenta metros. Uno de los hermosamentes grandes.

Una preciosa muchacha de once años standard, esbelta y de piel bronceada, con pelo castaño mechado de color mas claro; podia visualizar claramete lo que estaban viendo los sacerdotes a traves de sus lentes espia. -Me ven hacer lo que ellos no se atreven a hacer. Me ven en el camino de Shaitan. Debo verme muy pequeña en la arena y Shaitan muy grande.

…No pensaba en Shai-hulud como en el Dios de la arenas, algo a lo que los sacerdotes cantaban cada mañana en obediencia a la perla de consciencia de Leto II que yacia encapsulada en cada uno de los multianillados dueños del desierto. Pensaba en ellos como en “los que me perdonaron”. Aquello sucedio hacia 3 años, ahora le pertenecian…

…La joven Sheeana vio los ultimos supervivientes de su poblado apiñados en el centro de la destruccion creada y como intentaron huir hacia el desierto. Sheeana vio a su padre entre los corredores. Ninguno escapo de la gran boca…Sola. Avanzo como en trance hacia donde habia estado el poblado, contruido sobre una masa de preespecia y el gusano habia acudido…Loca de rabia y desesperacion echo a correr hacia Shaitan

…Sin pensarlo, corrio detras y a lo largo de su cola, trepo a ella y siguio corriendo hacia delante por el gran lomo anillado. Al llegar a la protuberancia detras de su boca, se agacho y empezo a golpear con sus puños contra la inconmovible superficie. Y de pronto, el gusano se detuvo…

…Sheeana era probada por los sacerdotes, que convocaban uno o mas gusanos…-¡Comedme, es lo que ellos quieren!…¡Vosotros matasteis a mi madre y a mi padre y a todos mis amigos!. -Dio un paso hacia delante y agito un puño. Los gusanos retrocedieron. -Si no me quereis comer, marchaos de vuelta al lugar de donde habeis venido!. Obedientemente, los dos retrocedieron y dieron la vuelta al unisono…La embajada de la Bene Gesserit de Keen recibio un informe completo al anochecer que fue enviado a la Casa Capitular. ¡Al fin habia ocurrido!”.

Frank Herbert, “Herejes de Dune”

2 Respuestas a “Dune: Sheeana y los dioses de las arenas

  1. Herejes de Dune, un interesante giro en la saga. El dibujo muy chulo. A ver si John Sandman se anima a mandarnos alguno mas, que molan mucho. 🙂

  2. Pues no hay problema, porque he recibido recientemente mas material de John Sandman. Ya os lo ire colgando. ¡Y gracias a John de nuevo!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s