Dune: El espiritu de Jool Noret

-Nar Trig, solo tu has descubierto la tecnica de Jool Noret de dejarte llevar por el combate, eliminando cualquier preocupacion por tu integridad personal o tu superviviencia. Esa es la clave.

El elogio le hizo sentirse orgulloso. Chirox, un mek, habia sido reprogramado y ahora luchaba del lado de los humanos, pero para el seguia siendo una maquina. Chirox siguio hablando al grupo de jovenes y decididos guerreros: -Al derrotarme, cada uno de vosotros ha demostrado que es digno y esta preparado para combatir a las maquinas pensantes. Por lo tanto, os nombro guerreros de la Yihad santa…

-Antes de enviaros al servicio activo, seguiremos la tradicion de Ginaz y celebraremos una ceremonia establecida mucho antes de los tiempos de Jool Noret. -El mek no sabe lo que hace -musito Trig-. Las maquinas no comprenden el sentido del misticismo y de la religion. Istian asintio. -Pero esta bien que Chirox honre nuestras creencias.

Chirox se acerco a las tres grandes canastas llenas de discos de coral, como cofres del tesoro llenos de monedas. Cada uno de esos pequeños discos llevaba el nombre grabado de algun guerrero de Ginaz caido. Despues de siglos de lucha, los mercenarios creian que aquella mision era tan poderosa que literalmente mantenia a sus espiritus guerreros con vida. Cada vez que uno de ellos moria en combate, su espiritu renacia en un guerrero potencial…Una vez conseguida la victoria total, solo asi podrian descansar en paz.

-Ahora cada uno de vosotros escogera un disco -dijo Chirox-. El destino guiara vuestra mano para ayudaros a descubrir la identidad del espiritu que habita en vuestro interior. En Ginaz, se llevaba un registro cuidadoso de todos los fallecidos, y estos registros se guardaban en camaras acorazadas. Todo mercenario que lo deseara podia recurrir a aquella inmensa base de datos.

Finalmente, Trig cogio uno al azar, miro el nombre y asintio. Istian Goss fue uno de los ultimos, nervioso, por fin iba a conocer el nombre de aquella presencia que corria por sus venas. Hundio la mano, tratando de sentir por si alguno de los discos le llamaba. La superficie de un disco le parecio mas fria que las otras, sentia que conectaban. Lo saco. Bajo la vista, pestañeo, y casi se le cae de la sorpresa. ¡No podia ser!. No podia estar a la altura de algo asi.

-Otro aspirante lo miro y grito: -¡Jool Noret!. ¡Ha sacado a Jool Noret!. Chirox giro su torso metalico. -Me alegra que hayas vuelto con nosotros para continuar la lucha, maestro Jool Noret…Istian trago con dificultad.

Brian Herbert y Kevin J.Anderson, “La Batalla de Corrin”.

Ilustraciones de Andrew l. Sketches, via Recogedor.

Una respuesta a “Dune: El espiritu de Jool Noret

  1. Interesantísimo parrafo, la patina de misticismo que envuelve la narración (cualidad pero que muy humana), le otorga un toque muy original. (Los graficos les van que ni pintao). Muy bien, (ya tenía monillo de Dune). :).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s